Propósitos o despropósitos del Blue Monday

Hoy es lunes pero no un lunes cualquiera, los estadounidenses llaman a una fecha como hoy Blue Monday. A primera vista parece mucho más bonito que el Black Friday o Monday pero, lamentablemente, no es así. El azul suele ser un color más alegre que el negro, sin embargo, la razón del nombre es por el blues. Dicen que este es el lunes más triste de todo el año y ¿por qBlue_Monday.jpgué es esto?

La explicación es bastante sencilla a la tan tradicional cuesta de enero (esta sí típica de España) se une la resaca de la felicidad de las fiestas navideñas que suelen ir acompañadas de vacaciones. Además unimos el hecho de que sea el tercer lunes del mes con lo que todavía nos queda lejos el cobro de fin de mes. Y, por último, es lunes y eso ya de por sí puede ser bastante triste.

Pero mi entrada de hoy no va precisamente sobre estos derroteros sino que me gustaría reflexionar sobre los propósitos (o despropósitos) de fin de año. ¿Cómo los lleváis? En España, y supongo que en gran parte del mundo occidental, hay un par de propósitos que son recurrentes en todas las listas:

Aquí ya tenemos un primer inconveniente. A la hora de establecer unos propósitos (u objetivos) tenemos que tener en cuenta unas pautas que tienen mucha relación con cualquier proceso de coaching.

  1. Se debe formular de manera positiva. Este punto lo solemos respetar.
  2. Por supuesto, debería ser realista para poder alcanzarlo y no frustrarnos.
  3. Debe ser concreto, lo más concreto posible. Plantéate todas esas preguntas que te permitan desgranar el objetivo. ¿Cuánto? ¿Cuándo? ¿Con quién? ¿Cómo?
  4. El objetivo debe poder medirse. Si quieres aprender un idioma, define el nivel al que quieres llegar. Si quieres hacer ejercicio, establece lo que quieres llegar a hacer.
  5. Es importante definir una fecha límite para conseguirlo. No es bueno que los objetivos se eternicen.
  6. Y por supuesto, debemos de estar motivados para alcanzar estos propósitos de año nuevo.

Aunque no hayamos logrado cumplir alguno de los propósitos a día de hoy, no hay que preocuparse. Todos los días son buenos momentos para empezar a cumplir unos objetivos bien formulados. Por ejemplo el año nuevo ortodoxo comenzó el 14 de enero, tenemos muchos calendarios para poder reformular nuestros “propósitos de fin de año”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s